Saber Más

En la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial celebrada por las Naciones Unidas en 1963, se define la discriminación racial como:

Toda distinción, exclusión, restricción, o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades.

De acuerdo a la Directiva 2000/43 de la Unión Europea, relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato de las personas, independientemente de su origen racial o étnico, podemos distinguir entre:

Discriminación Directa

tiene lugar cuando se trata a una persona de manera menos favorable que a otra en circunstancias similares, por motivos étnicos y culturales.

Discriminación Indirecta

se produce cuando una disposición, criterio o práctica que se plantea y aplica de manera neutral para todas las personas, coloca a un grupo étnico y cultural en desventaja por su especial situación o características.

También se consideran formas de discriminación el acoso, que tiene como objetivo o efecto atentar contra la dignidad de la persona por motivos étnicos y crear un entorno humillante y ofensivo; la incitación a la discriminación; la segregación; y las represalias contra las personas que denuncien prácticas discriminatorias.

Web de las naciones Unidas

Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial